Los españoles que creen que la división de clases alienta la desigualdad más que la cuestión de género


La profunda crisis económica que castigó a España dejó secuelas en las percepciones sociales y reforzó la creencia de que los niveles de ingresos dispares siguen existiendo debido a viejos y conocidos problemas del capitalismo.

Una de las paradojas de la crisis que golpeó a España es que los ricos que hicieron más ricos durante la depresión económica. Como señala el diario 20 Minutos de ese país, "la desigualdad, medida por el índice Gini, se disparó en la etapa más nefasta para la economía española en democracia".

Según el estudio realizado por MyWord para ese medio, "los ciudadanos siguen percibiendo grandes diferencias en el nivel de vida de los españoles, especialmente entre los distintos estratos sociales y laborales. Percibimos el origen como la tercera fuente de desigualdad en España, por detrás de la clase social y del tipo de empleo".

Sobre la cuestión de género, menos de la mitad de los encuestados (46,3%) consideran que condiciona mucho el nivel de vida. Es la menor causa de desigualdad que aprecian los españoles, pero también la que genera opiniones más dispares según el género, la edad y el electorado. Se puede comprobar que las mujeres aprecian la brecha (55,9%) más que los hombres (36,1%); o que la izquierda –más activa en la defensa de los derechos de la mujer– la aprecia como fuente de desigualdad por encima de la derecha.