En la Argentina hay 4.500.000 personas que viven en la marginalidad social



Según datos del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y de la Universidad Católica Argentina, esa población busca una parcela de tierra en zonas vulnerables, aunque cerca de las ciudades para tener mayores chances de obtener un empleo.


Según datos del Gobierno de la Ciudad junto al Observatorio de la Deuda Social Argentina revelan que hay 4.500.000 personas que viven en zonas de marginalidad.

Existe una falta total de planeamiento ante el crecimiento de la población, no solo la local sino también de los inmigrantes de países vecinos. En la Argentina en los últimos 10 años la tasa de crecimiento anual de la población fue del 1,2% anual, mientras que el crecimiento del consumo de suelo anual fue del 3,6% "El consumo de suelo triplicó al crecimiento poblacional. Es un problema enorme no haber pensado cómo tienen que crecer las ciudades", dijo la investigadora del a Universidad Torcuato Di Tella. Grandes extensiones cerca de las ciudades se destinan a emprendimientos de baja densidad de población.

El caso de la ciudad de Londres es quizás uno de los más avanzados en este sentido, ya que tienen un plan estratégico que contempla cuánto va a crecer su población y dónde va a vivir en los próximos 50 años.

La población más vulnerable no encuentra dónde vivir y no se resigna a estar lejos de las ciudades por la falta total de infraestructura, servicios y trabajo. Se acomoda entonces donde puede. Un relevamiento de Techo, la organización que construye viviendas de emergencia con el aporte de miles de jóvenes de todo el país, y que contempla a las ciudades donde se concentra el 63% de la población (en Buenos Aires, Córdoba y Gran Rosario entre otras), encontró 1834 asentamientos en los que viven 532.800 familias.

En la Ciudad de Buenos Aires, hay una población que se mantiene estable en los 3 millones de habitantes, "mas o menos igual que hace 40 años", dijo Eduardo Lépore, de la UCA. Pero mientras que disminuyó la población de alto o medio poder adquisitivo que se retiró a las afueras de la ciudad, aumentó la cantidad de personas en villas y asentamientos que se concentran sobre todo en el sur.

"Nuestra región es la que tiene mayor cantidad de población urbana y desigual en el mundo, con un 80% las personas viviendo en las ciudades" dijo la Secretaria de Hábitat e Inclusión de la Ciudad de Buenos Aires, Marina Klemensiewicz. "Pero además, la Argentina es el país con el mayor porcentaje de la región, con un 93% de su población en centros urbanos".

La clave de las razones por las cuales las personas eligen instalarse en la ciudad es la enorme diferencia que existe en probabilidades de obtener un empleo que asegure la subsistencia. Mientras que en la CABA un 95% de la población puede acceder a un trabajo, en localidades más alejadas no hay tantas posibilidades de lograr un empleo formal, por lo que las personas deben viajar a la ciudad para trabajar", según Lépore. En estos casos, también se ponen de manifiesto los problemas de infraestructura.

Otro factor clave, además del empleo, es el déficit en infraestructura, no solo cloacas o agua sino de transporte, que lleva a que las zonas marginales no tengan conexión con el centro de la ciudad. También influye la calidad de la salud, de la educación, y algo tan básico como que haya una farmacia a pocas cuadras de donde se vive.

fuente: La Nación