Por qué se "apagan" los bares en Gran Bretaña


Distintos cambios culturales entre los británicos, sumados al aumento de los controles para frenar el consumo de alcohol y drogas, hacen que los tradicionales lugares de recreación para los adultos estén en retroceso.

Se culpa de la disminución de clubes nocturnos en Gran Bretaña a varios aspectos, desde la recesión y las matrículas estudiantiles hasta los pubs que abren más tarde y a que la gente prefiere los festivales de música.

Pero Alan Miller, presidente de Night Time Industries Association (la asociación de la industria de la vida nocturna) y ex dueño de un club en Brick Lane, en Londres, dice que la policía y los consejos locales estrangulan los clubes con la burocracia.

Madame Jojo's, el club de Soho, cerró en noviembre después de 50 años, como resultado de una pelea entre un empleado y un cliente. Los dueños ofrecieron emplear un nuevo equipo de seguridad, pero no fue suficiente para impedir que el consejo de Westminster les revocara la licencia. The Arches, en Glasgow, que tenía un teatro y un café, así como noches de club, cerró en junio después de exigencias más estrictas de seguridad basadas en la preocupación por el consumo de drogas. La policía convenció al consejo de imponer una licencia de medianoche, que en efecto, obligaba al lugar a cerrar. La policía llegó solicitarle al club introducir "momentos de calma" y apagar la música y encender la luz durante cinco minutos por cada hora (la idea nunca se implementó).

Las cifras muestran que el número de clubes nocturnos cayeron a 1.733 frente a los 3.144 que había hace una década, de acuerdo con la Association of Licensed Multiple Retailers, el organismo de la industria. Las estadísticas son sorprendentes, ya que la escena británica de clubes alguna vez se consideró como una de las más vibrantes y variadas del mundo.

Las cifras muestran que el número de clubes nocturnos cayeron a 1.733 frente a los 3.144 que había hace una década, de acuerdo con la Association of Licensed Multiple Retailers, el organismo de la industria.

El Consejo de Jefes de la Policía Nacional dijo que la mayor parte de los lugares eran seguros y que había mucho "trabajo conjunto" entre los dueños y los oficiales para reducir la delincuencia.

En Hackney, el ayuntamiento consideró que "la economía nocturna se basa demasiado en el consumo de alcohol y en los bares y clubes que están abiertos toda la noche. Hay demasiado énfasis en lugares para jóvenes en Shoreditch y Dalston", refiriéndose a los lugares de moda.

El proyecto de propuesta que establece horas "normalmente aceptables" para varios tipos de licencias nuevas declara que los clubes nocturnos "no se consideran apropiados". Esto desató una campaña local —con el inevitable hashtag #noseconsideraapropiado— que firmaron 4 mil personas que esta semana obligó al consejo a aplazar una consulta sobre sus propuestas.

fuente: Milenio