Mexicanos, muy felices: El 82 por ciento dice sentirse muy satisfecho con la vida

Según la Universidad Nacional Autónoma de México, a diferencia de la tendencia mundial, en ese país los jóvenes manifestaron más felicidad que los adultos.

Según la Encuesta Nacional de Satisfacción Subjetiva con la Vida y la Sociedad, elaborada por académicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el 82 por ciento de los mexicanos manifesto sentirse satisfecho o muy satisfecho con la vida, mientras que 18 por ciento de la población se declaró abiertamente insatisfecha.

En una escala de cero a diez, el promedio nacional para la satisfacción se colocó en 8.53 puntos, explicó René Millán, coordinador del Seminario de Satisfacción Subjetiva con la Vida y la Sociedad (Saviso).

El académico detalló que el bienestar subjetivo se define como aquel que reportan las personas a partir de su propia experiencia cotidiana y de la evaluación de su vida, sus condiciones y oportunidades percibidas. Comprende aspectos como la satisfacción que tienen con su vida en general y en ámbitos específicos, también llamados "dominios vitales", como su situación económica, su trabajo, su vida familiar, salud, entre otros aspectos.

Al hacer la comparación entre hombres y mujeres, los primeros reportaron ser un tanto más satisfechos que ellas, con un porcentaje de 83.9 y 80.9, respectivamente. En tanto que el porcentaje de mujeres insatisfechas es de 18.6 por ciento mientras que el de los varones de 16.1.

Otro dato es que 20 por ciento de los mexicanos no considera que sus actividades diarias sean valiosas y se reporta como infeliz.

Los niveles de satisfacción con la vida en general son más altos en la población joven y disminuyen conforme avanza el ciclo de la vida, lo que va contra la tendencia internacional donde los resultados arrojan que son los adultos mayores quienes mayores niveles de satisfacción reportan.

Además, 15 por ciento de la población adulta encuestada declara no estar satisfecho consigo mismo y 23 por ciento no lo está con su vida de pareja.

Un punto relevante, "aunque no es el único", dijo Millán, son los ingresos económicos. El análisis de los resultados de la encuesta indicó que la satisfacción con la vida aumenta a medida que se incrementa el nivel de ingresos.

También se midió el promedio de satisfacción con la vida según el estado conyugal. En este punto destaca que son las personas viudas las que reportan un mayor nivel de satisfacción 8.82 puntos (por encima del 8.53 del promedio nacional), seguidas por los casados con 8.61 puntos, quienes están en unión libre con 8.55. Aquí son los divorciados quienes expresaron menores niveles de satisfacción con 7.87 puntos en una escala de cero a diez.

En cuanto al control sobre la propia vida, 32 por ciento de los mexicanos consideró que nunca o casi nunca ha tomado libremente decisiones que afecten en su vida. "Sentir que no se tienen recursos mínimos para el control de la propia vida genera incertidumbre, angustia y, en consecuencia, bajos niveles de satisfacción vital".

También, 50 por ciento de los mexicanos reportó dificultades serias para sobreponerse emocionalmente a situaciones difíciles; 27 por ciento no está satisfecho con su vida social y 42 por ciento no tiene empatía por las personas que encuentra en su ambiente; 29 por ciento mantiene relaciones de amistad insatisfactorias y 35 por ciento cree que sus amigos no son recíprocos.