España: El 40 por ciento de los alumnos pide el auxilio de maestras especiales para aprobar materias


La gran mayoría de los padres pide que la ayuda provenga de las propias escuelas, para así reducir los costos de una maestra particular.

Más de cuatro de cada diez alumnos españoles que realizan estudios no universitarios tienen que recurrir a las clases particulares para completar su formación escolar, según el último barómetro de la Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa).

El 85,2 % de los padres encuestados están totalmente o bastante de acuerdo en que los centros deberían ofrecer clases de apoyo a los alumnos que lo precisen, puesto que el gasto medio de las familias en clases particulares asciende hasta los 67 euros por hijo.

El presidente de la asociación, Luis Carbonel, ha expuesto hoy estos datos en la presentación del informe, donde ha alertado sobre el tipo de educación que se está prestando a los jóvenes españoles a la luz de las conclusiones que revela el barómetro.

El barómetro, elaborado a partir de una muestra de 403 entrevistas a padres, analiza las horas que estudia cada hijo en función del curso que realiza: seis de cada diez familias considera adecuada la cantidad de horas dedicadas por sus hijos al estudio y un 22 % piensa que son "escasas".

Carbonel remarcó que España "es uno de los países donde más deberes se mandan", lo que, a su juicio, contrasta con el "alto fracaso escolar" en las aulas españolas y, por ello, ha indicado que posiblemente los alumnos no sepan cómo estudiar o se distraigan demasiado con música o aparatos electrónicos.

En este sentido, el informe recoge que más del 25 % de los padres reconocen que sus hijos tienen muchas distracciones externas cuando estudian y más de un 40,2 % admite que atienden bastantes veces al móvil.