Casi todas las ciudades chinas superan de manera alarmante los niveles de contaminación del aire


Un informe oficial del gobierno de ese país reconoce que, por ejemplo, Beijing es casi inhabitable por los altísimos niveles de polución.

Según el informe anual que el Ministerio de Protección del Medio Ambiente divulgó esta semana, el 89% de las urbes chinas superó los límites de polución, que se ubica veinte veces por encima de los márgenes establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por otra parte, un documento publicado por Greenpeace junto con la Universidad de Beijing indicó que la contaminación provocó 275 mil muertes prematuras en las 31 ciudades más importantes de China en 2013.

De los 74 núcleos urbanos estudiados por el ministerio, el que peor calidad de aire tuvo en 2014 fue Hebei, vecino de Beijing que, a su vez, enfrenta una situación tan grave que, en un estudio reciente, los investigadores de la Academia de Ciencias Sociales de Shanghai declararon que es “casi inhabitable para los seres humanos”. Los edificios están teniendo que ser equipados con purificadores de aire especiales y a los alumnos de escuelas se los obliga a practicar deportes bajo techo, en domos inflables de protección especial.

Las autoridades de protección ambiental emitieron una alerta amarilla, la tercera más grave, luego del incremento de las partículas PM2.5, que tienen un diámetro lo suficientemente pequeño que les permite entrar en los pulmones. Los niveles de partículas PM2.5, que son consideradas “muy peligrosas” para la salud, se elevaron hasta los 568 microgramos por metro cúbico, nivel muy superior al máximo de 25 microgramos recomendado por la OMS para garantizar la seguridad de las personas.

“La prosperidad sigue aumentando, mientras las vidas de millones son acortadas por niveles alarmantes de contaminación”, subrayó Fang Yuan, representante asiático de Greenpeace.

Con este panorama, los ciudadanos chinos siguen soñando con ver un cielo azul. El aire limpio no les llega a aquellos que esperan.

Según los datos que muestra el informe anual que elabora el Ministerio de Protección de Medio Ambiente, ocho de las diez ciudades de China más contaminadas están en la región que rodea Beijing. De las 74 principales estudiadas, la que peor calidad de aire tuvo fue Hebei. Otras urbes sufren contaminación aunque en niveles menos graves, entre ellas Tianjin, y varias partes de Shanxi y Sichuan. Las ciudades del sur disfrutan de una mejor calidad de aire. Entre las que cumplieron con los estándares se encuentran Haikou, en la isla sureña de Hainan; Lhasa y Kunming.

El Ministerio de Protección Ambiental, criticado porque no ha decretado el alerta roja, que impediría la circulación de automóviles y ordenaría más cierres de fábricas, determinó que las grandes zonas industriales informaran diariamente a la población la calidad del aire.

fuente: Perfil