Inseguridad en la Argentina: Por qué la política no escucha a la ciencia social para bajar el delito


Durante una conferencia realizada por la Universidad de Belgrano sobre seguridad, distintos enfoques permitieron poner en relieve la cruda realidad de un país cuya dirigencia da la espalda a las soluciones de fondo para combatir el delito.



(*) por Diego Corbalán

Pocas veces uno se entusiasma con un debate académico, y este caso el interés cobra una dimensión superior cuando de seguridad se trata.

En el marco de una serie de conferencias organizadas por la Universidad de Belgrano (UB) sobre distintas temáticas sociales, el Centro de Estudios para la Prevención de Delitos (CEPREDE) realizó un seminario que dejó en claro lo que hoy no se está haciendo en la Argentina en torno a la cuestión de la seguridad.

Pero lo más grave aún es advertir que las medidas que se tomen a futuro, incluso en tiempos de un nuevo gobierno, tal vez sean, o más de lo mismo o incluso decisiones que agraven la cuestión del delito.

Bajo el lema "A falta de pasado y presente, construyamos el futuro", el CEPREDE presidido por el prestigioso abogado penalista y criminólogo Claudio Stampalija, convocó a varios participantes de la Argentina y del mundo, quienes dejaron sus impresiones sobre el estado de la seguridad en nuestro país y a nivel global.

La presidenta de la Asociación Madres del Dolor, Silvia Irigaray, advirtió que las víctimas de la delincuencia no están siendo amparadas en marcos legales eficientes y que son recurrentes los casos en los que quedan fuera del paraguas protector del Estado en la persecución de justicia, en instancias dolorosas en las que, mientras lloran a un familiar o a un ser querido, a su vez deben realizar maratónicas gestiones para encontrar la verdad y el castigo para sus victimarios. En ese sentido, Stampalija advirtió que en nuestro país "la víctima tienen un status que la reduce y equipara a la que tienen los testigos".

Por su parte, el abogado y periodista especializado en casos criminales, Ricardo Canaletti, puso su mirada crítica sobre el rol de las fuerzas de seguridad, especialmente cuando son subsumidas al servicio de la política sin reparar en el daño que ello ocasiona en la prestación de un servicio social básico como es la seguridad.

En este contexto de debate, las palabras del titular del CEPREDE pusieron en su lugar la realidad de la seguridad en la Argentina.

Claudio Stampalija advirtió sobre la reincidencia de la política en medidas de corte policial como único recurso para trabajar contra el delito. "Hubo muchas posibilidades de virar y cambiar el destino de este país en materia de seguridad. Sin embargo, siempre se vuelven con formas anacrónicas y fracasadas acá y en el mundo como única estrategia de respuesta frente al delito", remarcó al tiempo que evaluó que "nuestro país viene teniendo un enfoque muy pobre. Necesitamos una mejor policía y jueces con herramientas que hagan que la justicia sea pronta".

Stampalija: "Hubo muchas posibilidades de virar y cambiar el destino de este país en materia de seguridad. Sin embargo, siempre se vuelven con formas anacrónicas y fracasadas acá y en el mundo como única estrategia de respuesta frente al delito"

Incluso, el criminólogo fue más allá y planteó su rechazo al surgimiento de las Policías Comunales, como se avanza en la Provincia de Buenos Aires. Para Stampalija, dejar estas fuerzas en manos de prácticas cuestionables y recurrentes en el manejo de muchos municipios constituye un riesgo aún peor que el de la propia delincuencia. "Primero se debe capacitar a los dirigentes en seguridad", apuntó el especialista.

En definitiva, Stampalija reclamó a la dirigencia medidas integrales para luchar contra delito. Para ello, consideró que un área como la de Seguridad no puede ser sólo un Ministerio que coordine acciones punitivas: "El ministro de Seguridad tiene que ser coordinador" de otras áreas, como la seguridad social e incluso la económica.

Al hacer foco en las problemáticas más acuciantes que atraviesa nuestro país, el titular del Centro de Estudios Para la Prevención de la Universidad de Belgrano planteó a la cuestión de los jóvenes como central: "Hay una enorme vulnerabilidad en la juventud. Debemos trabajar con ellos, no hay que decir que ya están perdidos. Si creemos que no podemos recuperar a un joven estamos perdidos".


Inseguridad acá y allá

Uno de los momentos más ricos de la conferencia sobre seguridad brindada en la sede de la Universidad de Belgrano fue la intervención vía videoconferencia del profesor Irvin Waller, catedrático de la Universidad de Ottawa, reconocido por ser el especialista en seguridad de más prestigio a nivel global.

Para Waller, prevenir la violencia social es posible siempre y cuando haya "gobiernos inteligentes" preparados para esa misión. "Es hora de que los políticos detengan la violencia haciendo una reinvención desde una justicia penal anticuada hacia una prevención moderna", destacó.

El especialista, sostuvo que hay tres décadas de investigación de las ciencias sociales sobre el delito "y los remedios eficaces para abordarla".


En busca del plan de seguridad perdido (o nunca encontrado)

Para el criminólogo Claudio Stampalija, considerado el hombre que más sabe sobre seguridad en la Argentina, hay trabajos científicos probados que pueden bajar el delito en el mediano plazo con resultados positivos: "Hay programas en el mundo que han llegado a bajar el delito en un 70%", aclaró el especialista.

Para el criminólogo Claudio Stampalija, considerado el hombre que más sabe sobre seguridad en la Argentina, hay trabajos científicos probados que pueden bajar el delito en el mediano plazo con resultados positivos.

La necesidad de medidas para contener al delito tiene un fundamento crucial: Según el abogado penalista, "la Argentina es el país con más delitos de la región. Duplicamos a México en robos. El 80% de los robos son con armas de fuego. Y en femicidios también lideramos la región, teniendo un aumento anual que ronda el 15%".

En tiempos de verdaderos shows mediáticos sobre la seguridad, es de destacar la propuesta de la academia al ofrecer herramientas eficientes para reducir los índices delictivos.


La propuesta de CEPREDE (centro que además lanzó su boletín bimensual a ser repartido en un centenar de instituciones en todo el mundo) provoca entusiasmo y nos lleva a pensar en un futuro posible en materia de seguridad, con estándares razonables para sociedades como las nuestras, con enormes deudas en el campo del desarrollo social.

Cabe preguntarse, entonces si habría que seguir insistiendo con el único reclamo de más policías o más bien exigir una mayor y mejor presencia de Estado en el ámbito público más allá de los patrulleros y efectivos que se asignen.

(*) Director de ADN Argentino y conductor del programa Ventana Abierta, lunes a viernes a las 12, por FM Milenium