Cada vez hay más programas argentinos en la televisión uruguaya


Según un estudio realizado por un grupo de académicos, menos de la mitad de los contenidos emitidos en Uruguay son de origen nacional. La ficción local no llega al 4 por ciento del total emitido.

Más de la mitad de los programas de entretenimiento de la televisión de Uruguay son de origen argentino, en un marco en el que los actuales canales no llegan a 50% de la producción nacional, con menos del 4% de la ficción de origen uruguayo.

Según las cifras del estudio "¿Hablamos de contenidos? Un estudio sobre la programación de la TV abierta uruguaya", realizado por los académicos Edison Lanza, Rosario Radakovich y Gustavo Buquet, "más del 50%" de las producciones de entretenimiento que emiten los cuatro canales de aire son argentinos.

En esa dirección, los autores destacan que en horario central predominan los informativos, el entretenimiento argentino y la ficción estadounidense, que está siendo "paulatinamente sustituida" por la ficción argentina.

En materia de ficción, sólo el 4% es de origen uruguayo, mientras que un 30% proviene de Estados Unidos, 14% de Europa, 11% de Argentina y 16% del resto de la región.

En segundo lugar, según el estudio apoyado por la fundación alemana Friedrich Ebert, se constató que ningún canal de Uruguay, ni siquiera el público, llega a 50% de producción nacional, según las cifras mostradas por los autores este martes.

(...) ningún canal de Uruguay, ni siquiera el público, llega a 50% de producción nacional (...)

Otro de los puntos destacados por los autores durante la presentación del informe es la concentración en materia de géneros en los canales privados, ya que el 90% de la programación de estos operadores se divide únicamente entre ficción, informativos, entretenimiento y programas periodísticos.

El canal público TNU, en tanto, incorpora en mayor medida programas infantiles, documentales, programas de arte, de cultura y educativos, que junto con los periodísticos representan más del 50% de su programación, de acuerdo al estudio.

En las conclusiones, los autores evalúan que el trabajo "demuestra cómo una estructura de medios concentrada y privatizada, que operó sin regulación sustantiva durante seis décadas, ha demorado el surgimiento de una industria televisiva nacional".

También critican que esta situación ha "extranjerizado la pantalla, sobre todo en los géneros de ficción, entretenimiento, documentales y programas infantiles".