La violencia narco en la ciudad de Rosario, en constante aumento


Un estudio de la Universidad Nacional de Rosario reveló que la cifra de asesinatos en la ciudad vinculados al narcotráfico superó el millar. El informe inicia el registro a partir de 2004, y afirma que desde entonces el promedio de muertes violentas en el contexto narco no para de crecer.

De acuerdo al documento, en 2004 los homicidios vinculados a las drogas no superaban los 70 casos anuales en esa ciudad, mientras que el año pasado superaron los 160 y este año puede ser peor, ya que en lo que va de 2013 ya se contabilizan 116 asesinatos, en su mayoría, estiman, podrían estar relacionados con el tráfico de drogas.

En su publicación online (documedia.com.ar ) los investigadores sociales de la UNR realizarán una actualización permanente de casos como forma de poder comparar sucesos.

El análisis pormenorizado de ese relevamiento arrojó además conclusiones preocupantes: el 90 por ciento de los asesinados son jóvenes de entre 18 y 25 años y, además, aparecen vínculos de acción y reacción entre casos (un crimen se comete poco tiempo después que otro, de similares características y a pocas cuadras).

(...) el 90 por ciento de los asesinados son jóvenes de entre 18 y 25 años (...)

Para realizar el estudio, la Dirección de Comunicación Multimedia de la UNR se valió de estadísticas oficiales, de relatos de testigos y de especialistas en la lucha contra el narcotráfico y las adicciones.

El coordinador del proyecto, Fernando Irigaray, explicó: “Trabajamos ocho meses y no quisimos centrarnos sólo en el aspecto policial, sino recuperar las historias de la gente que vive en los barrios”.

De esta manera, a partir de testimonios de personas cercanas, reconstruyeron lo sucedido con la muerte de Mercedes Delgado, la trabajadora social asesinada durante un tiroteo, y con el triple homicidio de los militantes del Frente Darío Santillán, Jeremías Trasante, Claudia Suárez y Adrián Rodríguez, que fueron acribillados al ser supuestamente confundidos con “soldados narco” a los que buscaba otra banda.

El caso de los soldados -la mano de obra que responde a jefes narco que la policía no encuentra y a veces ni conoce- es uno de los principales llamados de atención, ya que demuestra las falencias del gobierno local y provincial para combatir el problema.

El caso de los soldados -la mano de obra que responde a jefes narco que la policía no encuentra y a veces ni conoce- es uno de los principales llamados de atención, ya que demuestra las falencias del gobierno local y provincial para combatir el problema. (...) esos jóvenes reciben por día por lo menos 300 pesos.

La UNR precisa que esos jóvenes reciben por día por lo menos 300 pesos. “¿Qué trabajo legal puede prometerse a ese chico que alcanza los 10.000 pesos por mes?”, se pregunta Irigaray, apuntando directo al corazón de las políticas sociales que hasta ahora han sido ineficaces, cuando no inexistentes.

Además, según el análisis, en Rosario operan más de 400 quioscos minoristas de drogas. Un negocio que mueve allí unos 2000 millones de pesos al año.

“El negocio del narcotráfico se expande por los barrios de Rosario, dejando, junto a la millonaria recaudación, una espiral de violencia que involucra a bandas de jóvenes armados que se disputan territorios, poder y minúsculas proporciones de la ganancia”, indica el informe, que lleva el nombre de “Calles Perdidas”.

fuente: Argenpress