Uno de cada 4 argentinos conoce algún caso de bullying


El tema preocupa a casi el 90 por ciento de la población, según un trabajo de TNS-Gallup y el Consejo Publicitario Argentino.


Uno de cada cuatro argentinos dijo haber conocido al menos un caso de bullying perpetrado hacía algún conocido o familiar. Incluso esos mismos encuestados se declararon víctimas de algún tipo de hostigamiento escolar. El acoso (que puede ser verbal, físico o psicológico, dentro del aula o en el entorno del colegio) entre niños, niñas y adolescentes es un tema que preocupa al 87% de los argentinos. Esos son las principales conclusiones de un estudio realizado por la consultora TNS-Gallup para el Consejo Publicitario Argentino que ayer lanzó una campaña bajo el lema “Si no hacés nada, sos parte”.

“El bullying incide sobre el estado emocional y físico de los chicos. Al afectado lo anula. Tanto, que no puede pedir ayuda. Entonces nosotros le proponemos a los adultos que tomen un rol activo en la prevención y abordaje a través de la escucha, la atención y la conversación”, apunta María Alvarez Vicente, miembro del Equipo de Niñez y Adolescencia del Obispado de San Isidro, la organización que asesora en la campaña.

Según la encuesta, la mayoría de los argentinos opina que la responsabilidad de prevenir el acoso escolar es de los padres y en segundo lugar, de los maestros. Por último, del Estado. ¿Y si los padres no tienen herramientas para afrontar una situación de hostigamiento? “Lo primero que hay que hacer es poner en aviso a la escuela, porque los docentes están preparados o tienen dispositivos para contener si los papás no pueden hacerlo. Por otro lado, los papás deben informarse y también buscar ayuda terapéutica si se sienten desbordados”, suma Alvarez Vicente. Sigue: “No hay opción de no hacer nada. Como padres, a los chicos hay que decirles que vamos a acompañarlos, que estamos de su lado”.

Son muchas las formas en las que se desarrolla el bullying. Puede ser a través de chistes, exclusión, golpes, humillaciones, robos, chismes. En edades tempranas se manifiesta a través del maltrato físico. Durante la adolescencia, se da de manera verbal o psicológica. Esa es la más difícil de detectar y está totalmente expandida por el uso de las redes sociales.

Para hacer el monitoreo, la consultora encuestó a 1.015 personas en todos el país y de distintos niveles socioeconómicos. Las mujeres son las que más conocen de situaciones de bullying (31% contra 19% en los varones) y, según el informe, los que más saben del tema son los mayores de 50 años.

fuente: Clarín