En 2011, la cantidad de consumidores en el mundo aumentó el 9 por ciento


Según el Informe Mundial sobre las Drogas de ONU, son 230 millones. Unos 53 millones consume anfetaminas y 20 millones, cocaína.


El número de consumidores de drogas aumentó en 2011 respecto al año anterior un 9%, hasta un máximo de 315 millones de personas, indica el Informe Mundial sobre las Drogas,presentado este miércoles en Viena por la ONU.


La droga más demandada es el cannabis, con hasta 230 millones de consumidores, un máximo de 53 millones consume anfetaminas, hasta 20 millones, cocaína, y hasta 56 millones, derivados del opio.

En total, hasta un 6,9% de la población adulta del planeta —de entre 15 y 64 años— habría probado algún tipo de droga durante 2011, según el documento.

Tenemos que admitir que, a escala global, la demanda de drogas no se ha reducido sustancialmenteLa ONU reconoce que aumentó el número de personas que consume sustancias ilegales, un 18% más desde 2008, aunque estima que se debe, en gran medida, al incremento de la población mundial. Al mismo tiempo señala que el número de personas con problemas graves de drogodependencia habría permanecido estable en un máximo de 39 millones en todo el mundo.

"Tenemos que admitir que, a escala global, la demanda de drogas no se ha reducido sustancialmente" en los últimos años, reconoce en el informe el director de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), el ruso Yuri Fedotov.

El número de muertes que ocasionan el consumo de drogas también permanece estable, según este documento, que lo cifra en un máximo de 54 fallecidos por cada millón de adultos. En total,las drogas causaron hasta 247.000 fallecimientos en 2011, una cifra similar al año anterior, según las estimaciones en base a los datos disponibles de la ONUDD.

Como tendencia preocupante por su potencial de daño en la salud, el informe resalta el consumo simultáneo de varias drogas, sobre todo la combinación de medicamentos de venta con receta, como sedantes y tranquilizantes, junto con sustancias ilícitas.
El cannabis, la más consumida

El cannabis, consumido por hasta 230 millones de personas, es la droga más demandada del mundo, y mientras que la producción de resina de hachís se concentra en Marruecos yAfganistán, en Estados Unidos y México se incauta casi el 70% de la marihuana del planeta.

En EE UU y México se incuata el 70% de la marihuana del planetaEn América del Norte se incautó el 69% de las 5.700 toneladas de hierba de cannabis decomisadas en todo el mundo en 2011, debido a los alijos intervenidos en México y los Estados Unidos, asegura el informe, elaborado con datos del citado año. También en América del Sur las intervenciones aumentaron en 2011 un 46%, aunque desde niveles mucho más bajos que en el norte del continente.

Marruecos sigue como el país con la mayor superficie dedicada al cannabis, con 47.500 hectáreas en 2011. Marruecos y Afganistán son también los mayores productores del mundo de resina de hachís, aunque en los últimos años se produjo una estabilización o incluso una caída de la producción.

La cantidad de resina de cannabis incautadas en España —el país que decomisa el mayor volumen de esa sustancia— cayó en 2011 por tercer año consecutivo hasta las 356 toneladas, comparado con las 384 toneladas de 2010 y las 445 toneladas de 2009. 
La cocaína se desplaza a Asia y América Latina

La demanda de cocaína ha declinado de forma significativa en Norteamérica y se ha estabilizado en Europa, pero ha aumentado en algunas regiones de América Latina y de Asia.

Unos 20 millones de personas consumieron cocaína alguna vez el año pasadoLa ONUDD resalta que la reducción es significativa en Estados Unidos y Canadá, que conforman el mayor mercado de consumo de cocaína. En Europa occidental y central la demanda de cocaína "parece haberse estabilizado después de muchos años de crecimiento".

Así las cosas, a nivel mundial se perfila un desplazamiento de la demanda de esta droga, que se produce principalmente en los países andinos Colombia, Bolivia y Perú. La ONU atribuye buena parte de la tendencia al alza de la demanda de cocaína en América Latina a una creciente facilidad de obtener esa droga de forma relativamente barata gracias a la proximidad de los países productores. El organismo de la ONU alerta de la posibilidad de que su consumo se desplace a "África y Asia, donde se sitúa la mayoría de la población del mundo". 

Un máximo de 20 millones de personas han consumido esta sustancia al menos una vez el año pasado en todo el planeta, lo que supone un 0,45 % de la población mundial de entre 15 y 64 años de edad.
Aumento de las anfetaminas

México superó en 2011 a EE UU como el país donde más estimulantes anfetamínicos se incautaron, con 31 toneladas. El documento asegura que la demanda mundial de este tipo de drogas se está expandiendo: "Las incautaciones y los niveles de consumo van en aumento, la fabricación parece extenderse y se están creando nuevos mercados". Aunque el consumo se mantiene estable en mercados tradicionales para esta droga, como EEUU, también se registra un incremento de la demanda en las economías desarrolladas de Asia, indica el informe.

A escala mundial, las aprehensiones de esos estimulantes alcanzaron en 2011 un nuevo máximo: 123 toneladas, lo que equivale a una subida del 66 % en comparación con las 74 toneladas interceptadas en 2010.

Según los cálculos del informe, el número de consumidores de estas drogas se sitúa entre los 14 y 53 millones en todo el mundo.
El peligro de las nuevas "drogas legales"

Otro de los riesgos que detecta la ONU es la enorme profusión de drogas sintéticas de nueva generación, en muchos casos legales, ya que aparecen de forma más rápida de la que los laboratorios policiales pueden detectarlas, y que son muy peligrosas para la salud.

Comercializadas como "drogas legales", estas nuevas sustancias "proliferan a un ritmo sin precedentes" y presentan "desafíos inéditos" para la salud pública.

La velocidad y la creatividad del fenómeno es un desafío para el sistema de fiscalización internacional de drogasComo ejemplo de la profusión de estas drogas, el informe indica que hasta finales de 2009 se detectaron en todo el mundo 166 nuevos tipos, mientras que a mediados de 2012 ya se contabilizaban 251, un incremento de más del 50% en menos de tres años.

"La velocidad y la creatividad del fenómeno es un desafío para el sistema de fiscalización internacional de drogas", reconoce la ONU en el informe. Advierte de que este tipo de drogas se vende legalmente, incluso en Internet, pese a que muchas de ellas pueden ser más dañinas que los estupefacientes tradicionales a los que imitan.

El informe compara el problema a una "hidra", ya que los fabricantes producen nuevas variantes de la sustancia, con ligeros cambios en su composición, para burlar los nuevos marcos legales. Aunque estas nuevas sustancias están más extendidas en Europa y América del Norte, su origen está sobre todo en Asia, especialmente en "aquellos Estados con industrias químicas y farmacéuticas avanzadas", según el documento.

En cuanto al consumo, en EE UU alrededor del 10% de la población de entre 15 y 24 años ha utilizado alguna de estas nuevas drogas, mientras que en Europa casi el 5% de los jóvenes han tenido acceso a ellas.

Los países en los que más sustancias de este tipo se consumen en el Viejo Continente son Reino Unido, Polonia, Francia, Alemania y España.