Para los argentinos, "el tiempo no alcanza"


Un estudio realizado en todo el país, muestra que las mujeres son las que más sufren la carencia de más horas para realizar todas sus tareas diarias.


Más de la mitad de los argentinos aseguran que el tiempo del que disponen no es suficiente para todas las tareas que deben realizar, mientras que son las mujeres quienes más sufren este padecimiento, según datos de un estudio.

De acuerdo con una encuesta nacional realizada sobre unos mil casos, representativa de población adulta, siete de cada diez mujeres que trabajan sienten que les falta tiempo para ejecutar sus labores.

Además, las mujeres entrevistadas señalaron que ellas realizan más de una actividad a la vez para poder compensar esa carencia de tiempo.

Se trata de un estudio realizado por Social Trends Latam, una consultora de investigación de mercado y opinión pública.

En los resultados del género femenino, se observa que el grupo comprendido entre los 25 a 55 años es el que más manifiesta esta falta de tiempo, con un 63 por ciento.

Si bien es el género femenino el que más exterioriza la falta de tiempo para los hombres tampoco es un asunto menor, ya que seis de cada 10 expresaron el mismo pensamiento.

La vivencia que cada uno tiene del paso del tiempo cronológico, aquel medido por el reloj, no es igual para todos, pero en la mayoría de los casos se apreció el mismo reclamo.

Como conclusión, el estudio arrojó que estos datos llevan a presentar los siguientes interrogantes: ¿es en todos casos real la falta de tiempo o sólo una percepción? ¿Si el día tuviera más horas, realmente se sacaría más provecho?

Al respecto, si se tiene en cuenta que el tiempo subjetivo se altera en determinadas condiciones estresantes o emocionales, quizás haya que empezar primero a pensar en una mejor calidad del tiempo que se dispone, antes que desear más cantidad.

Además, una mala administración del tiempo produce en muchos casos un cúmulo de inconvenientes a partir de una acumulación de distintos asuntos pendientes, una sobrecarga en las tareas y las obligaciones que pueden ser delegadas y no se delegan.