La Argentina es el mejor país sudamericano para ser madre


El resultado es consecuencia de un estudio que evalúa el nivel educativo, salud y mortalidad infantil. Finlandia lidera el ránking a nivel mundial. La República del Congo, en el último lugar.

El mejor país de Sudamérica para ser mamá y el trigésimo sexto del mundo. Ese es Argentina, según un estudio de la organización internacional “Save the Children”, que sitúa a Finlandia en el primer puesto del ránking. En la otra punta se ubica la República Democrática del Congo, en África, como el peor lugar del mundo para tener un hijo.

Este índice creado por la ONG con sede en Londres ordena a 176 países según factores como el bienestar, la salud, la educación, la situación económica de las madres y las tasas de mortalidad materna e infantil. Y mientras que los nórdicos, como Suecia, Noruega e Islandia, copan los primeros puestos, los diez últimos los ocupan naciones del África subsahariana.

Una gran sorpresa para muchos es Cuba: no sólo es el primero de Latinoamérica en aparecer en el ránking, en la posición 33, por delante de nuestro país, Costa Rica (41), México (49) y Chile (51). Además, la isla se ubica sólo tres casilleros por detrás de Estados Unidos.

En el quinto puesto de la lista quedó Holanda, delante de Dinamarca, España, Bélgica, Alemania y Australia. En el “top-20” también quedaron Suiza, Francia, Italia y Grecia.

Haití, en el lugar 164, es la nación peor situada del subcontinente latinoamericano, por delante de Guatemala, en el 128, y nuestro vecino Paraguay, en el 114. Otros países latinoamericanos considerados muy inseguros para la maternidad son Bolivia (93), Panamá (96) y Honduras (111). A Brasil tampoco le fue muy bien: pese a su crecimiento, aparece en el ránking recién en el puesto 78.

“En la región latinoamericana existen enormes disparidades”, resalta el director de “Save the Children” para Latinoamérica, Beat Rohr. “Nos consta que cuando las mujeres tienen educación, representación política y una atención materna e infantil de calidad, ellas y sus bebés tienen muchas más probabilidades de sobrevivir y prosperar”, explica el especialista.

En América Latina, las muertes durante el primer mes de vida son más de la mitad del total de los decesos de menores de cinco años, según la ONG. Con todo, la mortalidad neonatal en la región bajó un 58 por ciento en las últimas dos décadas. En Perú, Brasil, México y Guatemala “se han hecho los mayores progresos”, precisa Rohr. Sin embargo, sigue existiendo una gran diferencia en la atención disponible para las personas ricas y las de menos recursos.

fuente: La Razón