En la provincia de Buenos Aires, repite el año el 10 por ciento de los alumnos secundarios


Según información brindada por el Ministerio de Educación provincial, uno de cada diez alumnos no logra superar los objetivos planteados y debe volver a cursar el mismo año. 

En el pasaje de año 2009-2010 el porcentaje de repitencia era del 11,2%; dos años después (en el paso de 2011 a 2012) bajó al 10,2%. En el medio estuvo la reforma realizada en 2010, que hizo que el secundario provincial volviera a ser de un ciclo de cinco años, con materias comunes y las específicas según la orientación elegida por cada alumno. Este año se gradúa la primera promoción de la nueva ley de educación y desde la Dirección provincial de la educación estiman que en 2013 continúe en descenso la cantidad de repetidores.

El nivel de abandono está en 8,9%, y la tasa de reinscripción llega al 1,36%. 

Po su parte, la Comisión Evaluadora Adicional (CEA) ayudó a que muchos jóvenes evitaran repetir. La CEA es una tercera instancia para rendir materias en el mes de marzo, siempre y cuando el alumno adeude tres materias y se haya presentado en las mesas de evaluación de diciembre y febrero sin éxito. Si cumple con los requisitos, cada joven debe solicitar la CEA con el acompañamiento de sus padres.

Este año, la solicitaron 57.400, de los 65.200 alumnos que continuaban adeudando materias previas. Un total de 47.700 aprobaron y evitaron repetir. “Creemos que en la próxima CEA aumentará el presentismo en las mesas evaluadoras, como viene sucediendo desde que se implementó en 2011. Los chicos le pierden el miedo a rendir y los motiva a presentarse en diciembre y quizás ni necesiten solicitarla”, sostuvo Bracchi. 

Cada estudiante tiene alguna materia que le puede dificultar más o menos las tareas. Según la directora provincial de Educación Secundaria, Claudia Bracchi, matemática es la asignatura que más proyectos para generar espacios de apoyo escolar fueron presentados este año.

Maria Tresca, autora de Enseñar a estudiar a niños y adolescentes dice que “hay que evitar los fracasos predecibles y favorecer experiencias de éxito en las que los alumnos puedan demostrar lo que saben. Lo importante es identificar el motivo por el que el alumno no adquiere el conocimiento”, cuenta. Otras materias donde también se presentan dificultades son lengua e inglés, por lo que en muchas escuelas se iniciaron talleres de apoyo de idiomas.

fuente: Perfil