Para los argentinos, en 2011 les fue bien y esperan mejorar en 2012

Según lo publicado por Raúl Kollman, un sondeo de Haime y Asociados refleja que un 42 por ciento piensa que al país le fue mejor en 2011 y confía en mejorar en 2012

Cuatro de cada diez argentinos sostienen que la situación del país mejoró en 2011 y la misma proporción, cuatro de cada diez, afirma que mejoró su situación personal. Se trata del mayor porcentaje de visión positiva de los últimos cuatro años, incluso duplicando las opiniones positivas que existieron en 2008 o 2009. Lo más notable es que un porcentaje aún mayor es optimista respecto de 2012. Sólo una de cada cinco personas piensa que al país le va a ir peor y, todavía menos, uno de cada diez ciudadanos cree que a él, personalmente, le va a ir peor en 2012 que como le fue en 2011. También se trata de porcentajes record de optimismo.

Las conclusiones surgen de una amplia encuesta nacional realizada por la consultora Hugo Haime y Asociados que conduce el sociólogo Hugo Haime. En total se entrevistaron 1100 personas de todo el país, respetándose la proporción de ciudades con más de dos millones de habitantes; entre 500.000 y dos millones y localidades de menos de 500.000. También se respetaron las proporciones por edad, sexo y nivel económico-social.

Un 42 por ciento de los entrevistados dijo que al país le fue mejor en 2011 que en 2010. Y no sólo lo opinaron respecto del país en general, sino que un 40 por ciento afirmó que su situación personal mejoró respecto de la de un año atrás. Los más conformes fueron los jóvenes, las mujeres y los beneficiarios de planes sociales que, curiosamente, son los que están en situación más difícil.

Tal vez lo más impactante es lo que se percibe respecto de los disconformes. Sólo el 20 por ciento dijo que el país está peor y, todavía menos, un 17 por ciento afirmó que su situación se deterioró en estos últimos doce meses.

“Hay un cuadro general de optimismo –señala Haime– y es el mayor optimismo de los últimos años. Esas expectativas positivas se traducen en que la opinión sobre la gestión de la Presidenta son las mejores que registra desde que asumió en 2007. Por ejemplo, cuando se les pregunta a los encuestados si la Argentina va en el rumbo correcto, el 60 por ciento contesta que sí. A ese porcentaje se llegó en diciembre. En noviembre estaba en cuatro puntos menos. Igual, diría que el optimismo explica bastante el resultado electoral: no votaron a Cristina sólo por su gestión sino también por las expectativas.”

fuente: Página/12