Mejoró la confianza de los argentinos en la justicia

A pesar de los recientes y dolorosos hechos como el de Candela, Carla o Tomás, en noviembre de 2011 el índice de confianza en la Justicia alcanzó un valor de 54,8%, marcando así un aumento del 3,4% respecto de la medición de julio pasado.

Asi surge del análisis que lleva a cabo el Foro de Estudios sobre la Administración de Justicia, la Escuela de Derecho de la Universidad Torcuato Di Tella, y la Fundación Libertad, mediante el que presentan el índice de confianza en la Justicia (ICJ) correspondiente a noviembre de 2011.

En la última medición, el índice de confianza de la sociedad en el sistema de justicia alcanzó un 54,8%, lo que equivale a un crecimiento del 18,3% si se lo compara con la primera encuesta realizada en 2004, que alcanzó un índice de credibilidad del 46,3%, ubicándose como el período que marcó la mayor falta de credibilidad por parte de la sociedad.

El ICJ mide la evolución de la opinión pública respecto de la administración de Justicia en la Argentina. Está compuesto por dos subíndices, uno conductual y otro perceptual.

El subíndice conductual permite conocer el comportamiento que los encuestados manifiestan tendrían ante conflictos jurídicos en materia patrimonial, familiar y laboral. El subíndice perceptual mide la opinión de los encuestados respecto de atributos que se esperan de la Justicia, en términos de imparcialidad, eficiencia y honestidad.

Los planes de acceso a justicia llevados a cabo por la Corte Suprema durante 2011 -entre los que se encuentran el crecimiento de la Oficina de Violencia Doméstica, la Oficina de la Mujer, entre otros- llevaron a que el sistema judicial se ubicara en un rol más cercano a la sociedad, ofreciéndose a la vez nuevas bocas de acceso para los ciudadanos.

El ICJ mide la evolución de la opinión pública respecto de la administración de justicia en la Argentina y fue pensado como una herramienta para sondear en forma sistemática la confianza de la sociedad argentina en la Justicia.

La justicia es un conjunto de reglas y normas que establecen un marco adecuado para las relaciones entre personas e instituciones, autorizando, prohibiendo y permitiendo acciones específicas en la interacción de individuos e instituciones.

El fundamento de una sociedad en democracia y del estado de Derecho se halla en el principio de igualdad civil; todos deberíamos vivir en una sociedad en democracia, los mismos derechos y oportunidades legales. La justicia es la que debe transformar la sociedad en una mas compensada.

Por ello, los antiguos representaban a la justicia por la diosa Themis, con sus ojos vendados para garantizar objetividad e imparcialidad a todos, la balanza que simboliza la equidad, el equilibrio, la ponderación, la igualdad de las decisiones aplicadas por la ley y la espada simbolizando la fuerza, coraje y el orden, para hacer cumplir la ley.