Crece el uso global de Internet pero baja el interés en pagar por contenidos

Así como el uso de internet se expandió durante el último año a nivel global, también se incrementa el rechazo de los usuarios de la red a pagar para acceder a contenido en línea. El porcentaje de usuarios que no están dispuestos a abonar pasó de 57% en el 2010 a 73% este año, según un revela la encuesta a nivel global de la consultora KPMG en 31 países a personas de entre 16 y 65 años.

Por ello, en la visión de la consultora es fundamental que los proveedores de acceso a la red fidelicen al cliente, para quien los factores más importantes para mantenerse en la empresa son: el precio (77%) y la calidad del servicio (78%), frente a la selección del dispositivo (54%) y el contenido o servicio exclusivo (49%).

"Las telefónicas y empresas proveedoras de internet deberán agregarle valor a la relación con el cliente y comprender que, aunque la calidad importa, el precio del servicio es mandatorio", sostuvo el vocero de la empresa para Latinoamérica, Diego Medone.

Agregó que la tendencia global muestra que los clientes "buscan pagar el mínimo posible para luego acceder a plataformas y contenidos gratis. Sólo cierto público paga algunos consumos de nicho y exclusivos, que no se consiguen de otro modo".

Al respecto, marca como un potencial generador de ingresos la base de datos de los usuarios de Internet, que se genera a partir de que cada vez más los clientes habilitan a las empresas a usar los productos de rastreo y localización.

Desde KPMG explicaron que más de dos tercios de los usuarios de Internet permite que se actividad en línea y su localización sea rastreada, durante sus vacaciones, "siempre y cuando consigan algo a cambio", como comentó el responsable de retail de la consultora, Mark Larson.

A menor rango etáreo mayor predisposición a ser localizado, lo que, para Larson, es un "mensaje importante" que las empresas deben decodificar y adaptar sus estrategias para dar la respuesta adecuada.

"Proveer razones de peso para que lo consumidores compartan información sobre ellos mismos definirá los ganadores y perdedores del comercio digital. Cuanto más dirigida y a medida sea la interacción con el consumidor, más efectiva será, dado que la mayoría de los consumidores de todas las regiones prefieren la publicidad personalizada", remarcó.

En las tres regiones (América, Europa y Asia Pacífico), las compras online superan ampliamente las realizadas en comercios específicos del rubro bienes y servicios.

El 76% de los consumidores de América prefiere comprar CDs, DVDs, libros y juegos de video de modo online, antes que en un comercio. En tanto en Asia Pacífico lo hace el 67% y en Europa el 55%.

Asimismo, el 70% de los consumidores de las Américas y Asia Pacífico son más propensos a comprar vuelos y paquetes de vacaciones online, comparado con los europeos (61%).

Los bienes de lujo son los menos elegidos a la hora de comprar online (28%), y el 41% sostiene que no compraría alimentos por internet.

A su vez, unifica a los usuarios en el mundo la influencia de la información en línea para decidir una compra.

El 82% dicen sentirse "significativamente influenciados" por las fuentes de información online tales como la retroalimentación de los clientes o valoraciones, sitios para comparar (76%), cupones de descuento (73%) y los blogs (64%).

Al respecto, Medone agregó que la opinión de otro comprador es tan importante para el usuario que implica un "gran desafío" para las empresas tradicionales, que porque esto aumenta su exposición.

"Necesitarán considerar e implementar estrategias que les permitan interactuar con los clientes en todas las plataformas de venta, para asegurarle una experiencia satisfactoria independientemente de lo que el consumidor está comprando o el modo en que lo hace (on-line o personalmente)", concluyó.