La mayoría de los uruguayos está a favor de bajar la edad de imputabilidad de los menores

El 72% de los uruguayos tiene la percepción de que la delincuencia aumentó en el último año, y el 69% es partidario de bajar la edad de imputabilidad penal de los menores, según una encuesta divulgada ayer por el Ministerio del Interior.

El informe "Encuesta de opinión pública sobre niveles de victimización, percepciones de inseguridad y grados de confianza institucional en el Uruguay", fue realizado por la empresa Equipos/Mori entre el 21 de mayo y el 10 de junio.

Entre el 69% que está a favor de bajar la edad de imputabilidad, un 40% propone hacerlo a los 14 años. El 36% de los que votaron al presidente José Mujica en las elecciones de 2009 están en esta posición, al igual que el 34% de los encuestados que se identifican de izquierda o de centro izquierda.

El 41% de los encuestados mencionó a la inseguridad como el principal problema del país. Le siguen la falta de trabajo (8%), la delincuencia (7%), la droga (6%) y la educación (5%), entre los cinco temas que más preocupan a los uruguayos.


La percepción sobre la evolución de la delincuencia en el último año es ampliamente negativa. El 72% dijo que aumentó en todo el país, en tanto el 23% consideró que sigue igual y el 3% que disminuyó.

Los que más perciben que la delincuencia aumentó en el último año son las mujeres (76%), los habitantes de Canelones (78%), los que tienen entre 40 a 49 años (76%), de nivel educativo primaria o menos (75%) y nivel socio económico bajo (73%).

Discriminados por simpatías políticas, el 85% de los que votaron a Luis Alberto Lacalle considera que la delincuencia aumentó en el último año. Esta opinión la reflejan el 79% de los que votaron a Pedro Bordaberry y el 62% de los que votaron al actual presidente José Mujica.

La mayoría de los encuestados (59%) teme ser víctima de un delito en los próximos meses: el 44% lo consideró probable y el 15% muy probable.

De todos modos, los encuestados consideran que viven en un país relativamente seguro. El 3% respondió que Uruguay es muy seguro y el 46% dijo seguro, en tanto el 44% tiene la percepción de que el país es inseguro y el 4% muy inseguro.

El 64% de los encuestados considera que el consumo o venta de droga en sus barrios es un problema grave o muy grave, el 18% dice que es un problema menor y solo el 13% entiende que no constituye un problema en absoluto.

En cuanto a cómo será el nivel de seguridad en Uruguay dentro de dos años, la mayoría se muestra poco optimista. Solo el 1% dice que será mucho mejor, seguido por el 31% que respondió mejor. En la vereda de enfrente, el 30% espera que todo siga igual, el 24% que la situación sea peor y el 3% mucho peor. El 11% no opinó.

Sin embargo, la mayoría se muestra comprensiva con la labor de la Policía. El 14% dijo que los efectivos policiales hacen los máximos esfuerzos en la lucha contra la delincuencia, en tanto el 47% respondió que se esfuerzan bastante.

Las voces críticas vinieron del 30% que dijo que la Policía se esfuerza poco y el 8% que no se esfuerza nada.

Los uruguayos tienen un juicio crítico sobre la evolución de la actuación policial: el 42% dijo que está mejor y el 4% mucho mejor; sin embargo, el 41% considera que sigue igual, el 9% que está peor y el 1% que está mucho peor.

El ministro Eduardo Bonomi sale relativamente bien parado: el 37% considera que su gestión es buena o muy buena, en tanto el 18% la valora mala o muy mala y el 39% ni buena ni mala.

El uso de rejas en las viviendas es la acción de prevención más usada por los uruguayos: el 50% dijo emplearlo. Solo el 8% declaró portar o tener un arma de fuego.

La encuesta incluyó una pregunta sobre la forma en que los medios tratan el tema de la delincuencia, y daba tres opciones: "el problema es un invento de los medios" (solo el 1% la marcó), "el problema existe pero los medios lo agrandan y exageran" (38%) y "el problema existe y los medios lo reflejan tal cual es" (59%).

En cuanto a la percepción que tiene la gente sobre la cantidad de delitos cometidos por menores, el 57% respondió que la mayor parte son cometidos por menores de edad, el 32% dijo que se reparten casi en partes iguales entre menores y mayores, y solo el 8% dijo mayores de edad.

Finalmente, el 86% está de acuerdo con los "megaoperativos" que está llevando delante la policía en barrios de Montevideo y Canelones.
"Presos deben trabajar"

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo ayer que los presos deben cumplir trabajos obligatorios. Hablando en el seminario "Cárceles en el Uruguay, realizaciones y perspectivas" que tuvo lugar en el Palacio Legislativo, Bonomi dijo que para él ha "fracasado la política de represión" y de asistencia social para combatir la delincuencia. Según Bonomi, la delincuencia tiene que ver con la política carcelaria porque es también "un problema de seguridad". "Si no establecemos que el trabajo debe ser obligatorio, no avanzamos nada. (...) El mejor sistema que hemos visto se encuentra en República Dominicana, donde el trabajo es obligatorio" en las cárceles, explicó.