En la Argentina, el turismo creció un 80 por ciento durante el año por feriados "puente"

Si la estrategia fue sumar más fines de semana largos para impulsar el movimiento general de los argentinos dentro del país, durante 2011 resultó una estrategia exitosa: en los nueve que hubo en el año que está por terminar –incluido el que transcurre hasta mañana–, los principales centros turísticos nacionales recibieron a casi 7 millones de personas.

Ese número casi duplica los guarismos de 2010, que fueron de alrededor de unos 4 millones. El porcentaje exacto se acerca al 80%, pero variará según la cifra definitiva que se conocerá el lunes

Y se logró con apenas dos feriados de los llamados “puente”: el que unió el jueves 24 de marzo con el viernes 25, y este jueves 8 de diciembre con el viernes 9.

El Decreto Nº 1584 que Cristina Fernández firmó el 3 de noviembre de 2010 inauguró un estilo que, por ejemplo, en España funciona desde hace años con modalidades regionales; la Argentina se unió al movimiento que incentiva el “turismo breve” recién ahora y los frutos llegaron rápido.

En el calendario de este año los puentes, es decir, los feriados extendidos debido a que el establecido e inamovible caía martes o jueves y se sumaron el lunes o el viernes que quedaban como sándwich sólo fueron esos dos: el del 25 de marzo que se sumó al “natural” del Día de la Memoria, y este 9 de diciembre sumado al Día de la Inmaculada Concepción. A los que se sumaron el de Carnaval y el clásico de la llamada Semana Santa.

Según estimaciones del Ministerio de Turismo de la Nación, el fin de semana largo que culmina mañana, con los destinos playeros a full, se acercó a los 2 millones de turistas. Las cámaras empresarias del sector, de parabienes.

Como ejemplo de lo que se llamó en televisión “éxodo” se pudo ver las rutas de egreso de Buenos Aires y las de acceso a balnearios atlánticos con paso de hombre durante largas horas, tanto miércoles por la tarde como jueves por la mañana y hasta después del mediodía.

Por Lezama, en Ruta 2, pasaba en el pico más de un auto por segundo: 80 por minuto y 4.800 por hora. 
Lo mismo sucederá mañana a la inversa, en el penoso regresar.

Destinos. En realidad, los números del movimiento general manejados oficialmente requerirían un pequeño ajuste hacia el alza debido a que sólo toman en cuenta el turismo receptivo en el propio país.

Es decir, quedan afuera destinos cercanos y que no necesitan de varias horas de vuelo en avión, como por ejemplo Uruguay para quienes viven en la cuenca del Plata y Chile para los residentes cuyanos.

Según informó ayer la Cámara Argentina de Turismo (CAT), sitios como la costa atlántica, Tandil y sus sierras, Concepción del Uruguay, Cataratas del Iguazú y las sierras cordobesas tienen este fin de semana una ocupación de más del 80%.

Sólo en Mar del Plata se había llegado a 180 mil turistas.
Incluso mejor que los resultados del último fin de semana largo, hace apenas dos semanas –del 25 al 28 de noviembre– que ya había sido recalcado como especialmente bueno. Y se viene el verano.

Apenas un escalón más abajo, con el 65% de ocupación, se encontraban destinos como Rosario, Mendoza, Jujuy, Tucumán y Neuquén; número similar que el fin de semana de noviembre. 
“Es el broche de oro perfecto para todos los que trabajamos por el crecimiento del turismo en el país, tanto desde el sector público como del privado. Estamos viviendo un momento único, donde todos los actores participan activamente en el engrandecimiento de esta actividad que promueve el desarrollo económico y la generación de empleo”, señaló Oscar Ghezzi, presidente de la CAT, en un comunicado.

Luego, en comunicación con PERFIL, señaló que “este fin de semana batirá seguramente todos los récords: se habrán gastado alrededor de $ 2 mil millones; el número definitivo lo tendremos lunes o martes”.

Y concluyó: “Es un número enorme que derrama por todos lados, estaciones de servicio, teatros, farmacias, peajes, remises y mucho más”.