Los mexicanos son los más estresados, según encuesta mundial

El estrés es nada más y nada menos que una reacción de defensa ante una situación que el organismo percibe como “amenazante”, y todo parece indicar que esa amenaza es… el trabajo…

Según una encuesta de la consultoría GFK Group, 43 por ciento de los mexicanos vivimos estresados por nuestro empleo, cuando el promedio mundial es de 36 por ciento.

La cifra es relevante, pues parece que es en los mercados emergentes como nuestro país donde los trabajadores sufrimos más de este síndrome.

La mitad de los brasileños dice sentirse estresado, mientras que en Estados Unidos la cifra es de 35 por ciento y en Francia de 20 por ciento.

A sus 28 años Tere es una de esas mujeres estresadas por el trabajo.

“Me ha pasado que desde que me levanto todo está mal, se me olvidan las cosas, se me hace tarde. Llego al trabajo y todo urge. Como estoy estresada no cocino y compro comida rápida, para colmo cuando voy de regreso a mi casa me agarra el tráfico”, comenta.

Balance

Buscar el balance entre lo laboral y lo personal es el principal reto.

Sin embargo, todo parece indicar que esto es más complicado para los mexicanos que para los habitantes de otros países.

En este sentido, la encuesta arroja que seis de cada diez mexicanos viven presionados por encontrar un balance entre ambas facetas de la vida.

Esta presión baja de manera importante en otras partes del planeta, donde en promedio sólo tres de cada diez personas se siente de esa manera.

Aunque nunca falta quien llega de malas al trabajo, aventando puertas y haciendo caras, lo cierto es que la posibilidad de perder el empleo es lo que más preocupa a las personas.

Según GFK Group, 62 por ciento de los trabajadores en nuestro país considera un factor de estrés la pérdida del empleo, cuando en Brasil es del 52 por ciento y en Estados Unidos de 27 por ciento.

“Si se me hace tarde no me estreso, me estresa el futuro, las oportunidades laborales”, confiesa Jaime, de 30 años.

Los jóvenes

Son los jóvenes los que sienten mayor temor frente a la posibilidad de perder “la chamba”.

Entre los mexicanos encuestados con una edad de entre 18 y 29 años de edad 71 por ciento confesó sentirse estresado por ese motivo, mientras que 57 por ciento de la población entre 30 y 59 años muestra esa emoción.

Son los hombres quienes se preocupan más por el tema del empleo con 64 por ciento.

Las mujeres, en cambio se preocupan menos por el hecho de quedarse sin trabajo, con 58 por ciento.

fuente: Vanguardia