La tercera parte de las embarazadas argentinas, fuma

Una se difundió un informe que preocupa: una de cada tres mujeres argentinas embarazadas es fumadora. Así lo reveló un estudio del Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS), que contó con el aval del Ministerio de Salud de la Nación, se informó hoy.

La cartera sanitaria lanzó por este motivo una guía destinada a que los profesionales de la salud ayuden a las mujeres embarazadas para dejar de fumar, en el marco de la celebración del Día Mundial Sin Tabaco, el próximo martes.

La investigación estadística, que se realizó entre noviembre de 2010 y marzo de 2011, encuestó a 1.200 mujeres embarazadas de Argentina y Uruguay.

Los datos mostraron que unas 260 (32,3 por ciento) de las 800 argentinas que participaron del relevamiento eran fumadoras y, de ellas, sólo el 19 por ciento había abandonado el cigarrillo en algún momento de la gestación, mientras que el 13,3 había continuado con el hábito.

El 58,3 por ciento de las encuestadas argentinas aseguró que nunca habían fumado, registró el estudio que dio a conocer hoy el Ministerio de Salud.

El relevamiento, financiado por el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), advirtió que sólo el 32 por ciento de los profesionales que atendieron a futuras madres les aconsejaron no fumar. Sólo el 34,5 por ciento de los médicos les explicó los daños que podría producir el cigarrillo a la salud del bebé, informó el comunicado.

El Ministerio destacó que el rol de los médicos es 'clave' para desalentar el consumo de cigarrillos entre las futuras madres.

Además, consideró que el período de gestación 'es una oportunidad para que los equipos de salud introduzcan en la consulta los costos-beneficios para la madre y el niño de una vida libre de tabaco'.

Durante el período de gestación, el tabaquismo puede producir abortos espontáneos, malformaciones congénitas, bajo peso del bebé al nacer, muerte súbita en la etapa de lactancia y, en algunos casos, síntomas de abstinencia en el bebé.

En el marco de las celebraciones por el Día Mundial Sin Tabaco que se llevará a cabo el martes, la cartera sanitaria nacional y sociedades científicas y asociaciones civiles lanzaron una serie de estrategias para promover un embarazo y una maternidad libres de humo de tabaco.

Entre ellas, el Ministerio distribuirá una guía destinada a los profesionales que 'sintetizará las acciones que debe realizar el profesional durante la atención de las madres para lograr la cesación tabáquica', destacaron desde la cartera.

El coordinador del Programa Nacional de Control del Tabaco, Mario Virgolini recomendó incorporar a las rutinas de controles perinatales la utilización de materiales de autoayuda que 'han demostrado aumentar las tasas de abstinencia y prevenir recaídas'.

'Puede incrementar las tasas de abandono del cigarrillo entre el 30 y el 70 por ciento', completó.

En tanto, se recordó que el tabaquismo pasivo también afecta a los niños ya que les puede provocar asma, bronquitis, menor desarrollo de pulmones, trastornos de conducta y aprendizaje, además de aumentar el riesgo de que sean adictos a la nicotina.

Además, se señaló que la mayoría de los riesgos que registra la persona que fuma es reversible si abandona el cigarrillo y que, si lo hace antes de los 30 años, igualan los años de sobrevida que tendrían si nunca hubieran fumado y ganan más de 10 años de expectativa de vida.

fuente: Los Andes