La mayoría de los franceses quiere abandonar la energía nuclear

La mayoría de los ciudadanos de Francia, el país europeo con más centrales atómicas, quiere abandonar 'progresivamente' la energía nuclear, según un sondeo que publica hoy el periódico 'Le Journal du Dimanche'.

El 62 % de los ciudadanos consultados optarían por detener de manera progresiva en un plazo de entre 25 y 30 años el programa nuclear de Francia, mientras que un 15 % preferirían parar 'rápidamente' las centrales nucleares.

No obstante, el mismo sondeo -realizado esta semana en todo el país y con una muestra representativa de 1.005 personas mayores de 18 años- indica que ha bajado el porcentaje de los que se manifiestan preocupados por las centrales nucleares galas.

Son un 45 % los que dicen estar inquietos por su estado, menos que el 56 % que manifestaron estarlo el pasado abril.

El periódico que publica el sondeo concluye que los resultados demuestran que el asunto nuclear va a protagonizar la campaña para los comicios presidenciales que se celebrarán en 2012.

El ministro francés de Industria y Energía, Eric Besson, anunció esta misma semana que la próxima va a reunir al sector energético para estudiar las consecuencias de la decisión de Alemania de adelantar el apagón nuclear al año 2022.

El ministro reconoció que el anuncio alemán afectará a Francia 'a corto plazo'.

Besson dijo que el paro inmediato de las centrales alemanas podría afectar a Francia 'a corto plazo' porque reduce en cerca de un 10 por ciento la producción eléctrica de Alemania y podría privar a su país de una fuente de importación, en un momento en el que la sequía incrementa las necesidades eléctricas.

Pero el ministro respaldó igualmente la postura del Ejecutivo galo, que insiste en que esa energía es una solución de futuro y en que París no cambiará su política en ese campo, del que dice que tiene una 'competitividad muy fuerte y unos riesgos controlados'.

Francia es el país donde la energía nuclear tiene un mayor peso en términos relativos, ya que sus 58 reactores atómicos en servicio generan en torno al 75 % de la electricidad.