El 70 por ciento de los argentinos pide que la edad de imputabilidad baje a 14 años

Según una encuesta de Poliarquía para La Nacion, el 71% de los argentinos cree que se debería bajar a 14 años la edad de imputabilidad en lugar de mantenerla en 16 años.

Por otro lado, el 55% de los entrevistados piensa que la mejor manera de combatir el delito es reduciendo la pobreza y la marginación, mientras que el 39% apoya un régimen de mano dura, con penas más severas.

Estas son apenas dos de las conclusiones del sondeo, que indagó en los principales temas de debate en los que se enfrascarán los candidatos y la sociedad hasta las elecciones de octubre. Piquetes, toma de tierras, subsidios, uso de reservas, retenciones, empresas del Estado, planes sociales y relaciones exteriores son algunos de los ítems en los que el trabajo puso la lupa, con resultados llamativos en no pocos casos.

Después de un fin de año sacudido por la toma de tierras y la ocupación de espacios públicos para convertirlos en viviendas, el 69% de los entrevistados opinó que las ocupaciones no son justificables como reclamo social, contra un 24% que dijo que sólo lo son en algunos casos y apenas un 7% que las consideró justificadas.

Sin embargo, la mayoría de los encuestados (60%) consideró que el Gobierno debe negociar y esperar para resolver cada situación, contra un 36% que pidió usar la fuerza pública. En cambio, la mayor parte de los consultados (59%), sí, aprobó el uso de la fuerza cuando los manifestantes desobedecen una orden judicial de desalojo.

'Parece contradictorio, pero en realidad la gente reconoce un Estado de Derecho. Cree que las ocupaciones no se justifican, que igual hay que negociar, pero que frente a la desobediencia de una orden judicial el Estado debe aplicar la fuerza de manera legal', analizó Fabián Perechodnik, director de Poliarquía.

Algo similar pasa con los piquetes y cortes de calles. Para el 52% de los entrevistados no son justificables y para el 39%, sólo en algunos casos, pero el 66% cree que el Gobierno debe negociar y esperar.

El sondeo de Poliarquía también indagó en temas vinculados a la economía. Objeto de pelea entre el Gobierno y la oposición, los argentinos parecen darle la razón a la segunda cuando se trata de reservas del Banco Central. Para el 55% esos fondos no deben estar disponibles para que el Gobierno se financie, contra el 39% que cree que sí.

En cambio, en materia de subsidios, casi la mitad de los entrevistados (49%) cree que se debe mantener la política actual para evitar el incremento de tarifas, mientras que el 30% prefiere salir de ese sistema gradualmente. Sólo el 14% pidió terminar cuanto antes con los subsidios y permitir subas tarifarias.

También las opiniones sobre la propiedad estatal de las empresas parecen darle la derecha al Gobierno. Para el 62% de los consultados debería haber mayor propiedad estatal de las empresas e industrias y sólo para el 26% debería reducirse. Sin embargo, frente al caso puntual de Aerolíneas Argentinas, el 51% de los entrevistados preferiría un gerenciamiento mixto; el 23% cree que debería continuar estatizada y el 15% optó por dejar que quiebre para que surjan nuevas empresas.
El factor juventud

Más allá de los números generales, un corte por edad explica un poco mejor estos resultados. 'Entre los jóvenes se nota una posición más estatista, son los que más aprueban la política de subsidios, la propiedad estatal de empresas y la cercanía al gobierno de Venezuela', apuntó Alejandro Catterberg, otro de los directores de Poliarquía.

El especialista también explicó que la franja etaria más joven es la que más justifica la protesta social, y muestra el mayor apoyo a la gestión de la presidenta Cristina Kirchner.

Al margen de las edades, en el caso del sistema previsional las opiniones son contrarias a las AFJP, a las que sólo volvería el 13% de los encuestados. En cambio, el 43% pidió mantener el sistema actual de reparto que creó el Gobierno y el 38% eligió crear un sistema nuevo, también estatal, pero en el que cada trabajador tenga su cápita individual.

Eje de la pelea social que marcó todo 2008, las retenciones al campo no le cierran a la buena parte de los argentinos. El 55% opinó que deberían reducirse o eliminarse en la mayoría de los casos, contra un 36% que las mantendría como hasta ahora. En cambio, el 53% de los consultados abogó por mantener o incluso por ampliar los planes sociales actuales, contra el 40% que los reduciría.

Centro de otra pelea permanente con la oposición, la relación con el gobierno venezolano de Hugo Chávez también divide a los argentinos. Para el 41% debería disminuir, pero el 37% preferiría mantenerla, mientras que el 12% cree conveniente incrementarla. En cambio, el 70% de los entrevistados pidió mantener o aumentar los vínculos con el presidente de EE.UU., Barack Obama, contra el 21% que optó por reducirlos.

Finalmente, el sondeo indagó sobre la aceptación a los juicios por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura y mostró que para el 63% de los consultados hay que avanzar con esos procesos, contra un 35% que pide cerrar el tema.

La encuesta de Poliarquía fue telefónica, se hizo en hogares de 40 localidades de todo el país (con más de 10.000 habitantes) y abarcó 1000 casos.

fuente: lanacion.com.ar