Argentina es el mayor exportador de futbolistas

Es una tendencia que se viene dando desde hace años y que en 2010 se repitió. Argentina se ha transformado en el mayor exportador de futbolistas del mundo, por encima de Brasil, su histórico competidor. De acuerdo a un informe de EuroAmericas Sports Marketing, casi 1.800 futbolistas argentinos fueron transferidos en la temporada 09/10, mientras que los brasileños que cambiaron de rumbo fueron poco más de 1.400.

“La realidad hoy es que el jugador es un activo principal, que supera a los ingresos por televisión, los ingresos por entradas, los ingresos por mercadeo y los ingresos por licencias”, le dijo a la agencia Reuters Gerardo Molina, representante de la empresa que realizó el estudio. No obstante, según Molina, el creciente éxodo de los mejores futbolistas jóvenes de Argentina deja un vacío a nivel local. “Las transferencias son las principales entradas de dinero que tienen los clubes en la Argentina y en Brasil. Por eso los clubes hacen cuentas pensando en qué jugador pueden vender al final de temporada”, agregó.

Este año los principales pases de argentinos los protagonizaron, en su mayoría, jóvenes menores a 21 años. Por quien más dinero pagaron fue por Nicolás Gaitán, que pasó de Boca al Benfica portugués en 12 millones de euros. Ezequiel Muñoz, también “xeneize”, fue comprado por el Palermo italiano en 7 millones de euros. Al Benfica, en seis millones de euros, también fue Franco Jara, ex delantero de Arsenal. Facundo Bertoglio, de Colón, se fue en junio a Dinamo Kiev de Ucrania.

Molina explicó el motivo principal del crecimiento de transferencias en el país: el sistema dual en el que los clubes y las academias de fútbol privadas venden jugadores juveniles al exterior. En otros países, en cambio, sólo los clubes administran las ventas. “Esta fusión ha hecho que el número se haya disparado exponencialmente con respecto a Brasil, que sigue trabajando con un nivel de academias menos importante”, destacó Molina.

En el exterior, los jugadores argentinos también pasaron a ser los más codiciados. Lionel Messi, si bien no se formó en el país, es el jugador más caro del mundo, tasado en más de 100 millones de euros por Barcelona. Brasil, en cambio, no tiene una figura tan notoria como en tiempos no muy lejanos eran Ronaldinho o Ronaldo.

fuente: cronista.com