Argentina, entre los países con más turismo médico en todo el mundo

A la hora de operarse, cada vez más extranjeros se deciden por el denominado 'turismo médico' o 'turismo de salud', es decir, viajan desde sus países de origen para recibir tratamientos médicos más baratos. Esta iniciativa genera 60 mil millones de dólares cada año en todo el mundo y, entre los países más visitados, se encuentran India, Tailandia, México, Brasil, Costa Rica y la Argentina.

En nuestro país, se calcula que cada año vienen entre 8 mil y 10 mil personas a operarse, atraídas por la conveniencia en los costos, el prestigio de los profesionales, la tecnología de última generación y los atractivos turísticos. Los extranjeros viajan principalmente para someterse a cirugías estéticas, procedimientos dentales, fertilización y operaciones neurológicas, cardiológicas y pulmonares.

'Notamos que cada vez viene más gente a operarse. Nosotros nos especializamos en cirugías plásticas y tratamientos dentales y recibimos pacientes principalmente de Estados Unidos, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda. Vienen por la conveniencia en los costos, la calidad profesional y, en algunos casos, porque en sus países de origen hay largos tiempos de espera para poder acceder a una operación', explica Carlos Robles, gerente comercial de Aesthetic Up, área de atención de pacientes del exterior de la clínica Robles.

'Extranjeros de lugares como Paraguay, Bolivia y Perú vienen a la Argentina para tratamientos que, en general, no se ofrecen en sus países o en los cuales el servicio argentino es superior en calidad. En estos casos, vienen principalmente a realizarse cirugías no electivas (cardiovasculares o traumatológicas, por ejemplo).

No es la misma situación que la de los pacientes de Estados Unidos, para quienes el principal motivo del viaje es el alto costo de la medicina en su país. Por eso, vienen principalmente para realizarse cirugías electivas, es decir, cirugías plásticas, odontológicas u oculares', detalla Carlos Traseira, gerente comercial de la organización de salud Xetica Argentina.

Para los viajeros, la diferencia de precios es notable: según los datos publicados en la revista Argentina Turismo Médico, una iniciativa para promocionar en el exterior los servicios argentinos (ver recuadro), un implante de busto sale aproximadamente 2.850 dólares e n l a Argentina, mientras que en Estados Unidos cuesta 9.500 y en la India 3.500. Una rinoplastia (operación de nariz) cuesta aproximadamente 2.025 dólares en el país, 8.900 en Estados Unidos y 4.000 en Costa Rica.

Otro ejemplo es el reemplazo de cadera, que acá cuesta 11.000 dóla res, en E st a dos Unidos 37.500 y en Tailandia 13.000; y el implante dental, que puede costar 590 dólares en Argentina, 6.000 en Estados Unidos y 1.700 en Colombia.

ESTETICAS, AL TOPE

Las cirugías estéticas se encuentran entre las operaciones más solicitadas en nuestro país, ya que los profesionales argentinos tienen una vasta experiencia en el tema. Según una encuesta realizada por la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica Estética (ISAPS), Argentina se ubica en el puesto 11 en el ranking mundial según cantidad de procedimientos quirúrgicos realizados. Y es el cuarto en América, detrás de Estados Unidos, Brasil y México.

Dentro de las cirugías estéticas, las más ped id a s por los extranjeros son la abdominoplastía (se aplana el abdomen al remover los excesos de grasa y piel), la liposucción (remoción quirúrgica de tejido graso excesivo) y la colocación de implantes mamarios para aumentar el tamaño del busto. Principalmente son mujeres las que vienen a operarse: el porcentaje es 80% de mujeres contra 20% de hombres.

'En la mayoría de los casos no se hace una sola cirugía sino un mix: se usa mucho aprovechar el viaje para realizar varias cirugías juntas. Generalmente, se combina un implante de mamas con una liposucción, por ejemplo, porque conviene por la diferencia de precio', describe Robles.

¿Y cómo llegan los pacientes a la Argentina? El primer contacto se hace a través de correo electrónico, chat o teléfono. Los interesados tienen dos opciones: contactarse directamente con las clínicas o hacerlo a través de 'facilitadores', organizaciones de salud encargadas de establecer la relación con los profesionales y la organización del viaje.

Una vez hecho el primer contacto, se les pide que detallen la operación que quieren realizarse y que envíen fotografías de la zona para poder enviarles una cotización. Cuando los pacientes tienen definida la fecha de su viaje, las clínicas o facilitadores se ocupan de conseguirles el alojamiento y pasaje, y también de ir a buscarlos al aeropuerto.

En algunos casos, se les solicita que se realicen los exámenes médicos pre-quirúrgicos en sus países de origen.

La operación se efectúa a los pocos días de la llegada. En la mayoría de las cirugías estéticas, el pos-operatorio y la recuperación no lleva más de una o dos semanas. A veces, los visitantes aprovechan para conocer la ciudad o hacer un viaje corto a alguna de las atracciones turísticas del país. Después, vuelven a sus casas con el alta médica, sin los puntos y listos para retomar su rutina diaria.

fuente: larazon.com.ar