Siete de cada diez argentinos son muy críticos de la TV

Estudios de TNS Argentina muestran la fuerte presencia de la televisión en los hogares argentinos. En esta oportunidad, la consultora realizó un relevamiento para conocer cuál es la opinión de la población acerca de la televisión en cuanto a su rol, funciones y calidad. La encuesta, que cuenta con datos comparativos de estudios de años anteriores, se realizó mediante 1010 entrevistas personales domiciliarias a nivel nacional siendo representativa de la población adulta argentina.

Constanza Cilley, gerente general de TNS Argentina, opinó acerca de los resultados de este sondeo: “Hace tiempo que estudiamos el rol de la TV dentro de la sociedad. Pese al avance, los nuevos medios de comunicación como internet, la TV sigue manteniendo una importante presencia dentro de los hogares argentinos. Sin embargo, los argentinos miran TV pero a la vez la critican y le demandan un rol informativo y educativo. ¿Podrá la TV conciliar su tarea recreativa y desarrollar una función formativa?”.

A la hora de evaluar el impacto de la TV, los argentinos la critican fuertemente. Siete de cada 10 adultos argentinos sostienen que la TV es negativa para los niños (73%) y adolescentes (67%). Si bien priman las opiniones negativas en todos los segmentos, disminuye algo la crítica entre los más jóvenes.
Es interesante señalar en relación con este punto que un 33% de los argentinos que tienen pequeños en su hogar declaran no respetar el horario de protección al menor en su casa.
Las opiniones están más divididas a la hora de evaluar la TV para los adultos; la mitad de la población argentina (el 50%) la evalúa positivamente, mientras que otros 4 de cada 10 sostienen la opinión contraria (37%).

La crítica de la TV en relación a su impacto en los niños no varió con relación a sondeos realizados por TNS en el 1998 y 2006; 7 de cada 10 adultos consideraban entonces que era negativa al igual que en el estudio de este año.

Respecto a los adolescentes y adultos, se detecta un claro crecimiento de la opinión negativa respecto a algo más de 10 años atrás. En 1998, el 57% de los argentinos consideraban a la TV como negativa para los adolescentes, en la medición del 2006 este guarismo ascendió a 65%, nivel que se mantiene actualmente con el 67% de las menciones.
Respecto a la TV para los adultos, el 30% la consideraba negativa en 1998, 41% en el 2006 y 37% en la última medición.

TNS Argentina indagó acerca de cuál debería ser la función o misión primordial de la TV. Cuatro de cada 10 argentinos señalan que ésta debería “informar objetivamente” (42%), mientras que 2 de cada 10 le asignan una misión eminentemente educativa, mencionando que debería “educar, enseñar” (24%). Por detrás, un 14% le asigna funciones recreativas, indicando que debería “entretener y divertir” y un 8% que su función debería ser comunicar. Crece la demanda con relación a la última medición por una TV que informe objetivamente.

Yendo un poco más allá, TNS Argentina preguntó si en líneas generales la TV educa o entretiene. Un 66% de nuestra población declara que la TV entretiene pero no educa, opinión que cobró más fuerza respecto del estudio realizado en el 2006 cuando el 57% declaraba lo mismo. Por otro lado, el 15% indica que la TV no logra ni educar ni entretener.

Al preguntarle a los argentinos cuáles son los dos principales motivos por los que se sientan regularmente frente a la TV, 7 de cada 10 declaran que lo hacen para informarse sobre lo que sucede en nuestro país y 6 de cada diez mencionan que lo hacen para distraerse. El deseo de estar informado de lo que pasa en la Argentina recibe una mayor proporción de menciones en relación al estudio del 2006, cuando la distracción era el motivo principal para sentarse frente a la caja parlante. Cabe destacar que un cuarto de la población argentina declara ver televisión por costumbre o hábito.