Los porteños encabezan la lista de consumidores con más quejas dentro de la Argentina

Según una encuesta nacional realizada por la consultora TNS Argentina, ocho de cada diez argentinos declaran que sus derechos como consumidores se respetan poco (45%) o nada (40%). Además cuatro de cada diez personas coinciden en que ahora sus derechos como consumidores se respetan menos que hace diez años; tres de cada diez afirman que no ha cambiado nada y sólo dos de cada diez, que sí, hoy se respetan más sus derechos. 

De los consultados por TNS, dos de cada diez confirman que han realizado una queja o reclamo en un comercio o empresa; de ellos, 30 por ciento pertenece a un nivel socioeconómico alto, 21 por ciento a la clase media y apenas el 12 por ciento a niveles más bajos. Los habitantes de Capital Federal son los que realizan más quejas, si se los compara con los del Gran Buenos Aires (28 por ciento a 19) y los del interior del país sólo tienen un nivel de reclamos de un 13 por ciento.

Además de hacer sus quejas en los comercios y empresas, los consumidores concurren, en menor medida, a los organismos públicos (5%) y el tres por ciento, a asociaciones de defensa del consumidor. También porteños de los sectores socioeconómicos altos.

Entre las 5.606 denuncias que recibió en los primeros seis meses de este año la Subsecretaría de Atención Ciudadana de la Ciudad de Buenos Aires, a través de su Dirección de Defensa y Protección del Consumidor, se destaca el rubro de telefonía celular (1.102), por reclamos de sobrefacturación y/o imputación de deuda inexistente, aparato defectuoso e incumplimiento del servicio, entre otros. El Centro de Gestión y Participación Ciudadana de Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Montserrat y Constitución es el que más quejas recibió. En el ranking de denuncias siguen los electrodomésticos, con 849 reclamos, los bancos y financieras (539), los servicios públicos domiciliarios (444) e Internet (402). 

Las perspectivas de los consumidores sobre cómo se respetarán sus derechos dentro de diez años no son muy optimistas. De los encuestados por TNS Argentina, tres de cada diez estiman que sus derechos como consumidores se respetarán menos, otros tres de cada diez, que se mantendrán como ahora y dos de cada diez, que se respetarán en mayor medida. Por el momento, la gerenta general de la consultora, Constanza Cilley, concluye: “Este panorama desalentador es un llamado de atención para las empresas. Deberíamos trabajar por una mayor visibilidad de las entidades, como las asociaciones de defensa del consumidor y de los organismos públicos”.