Los habitantes de la provincia de Buenos Aires creen que la Justicia es la principal responsable de la inseguridad

El resultado coincide con resonantes casos de delincuentes violentos que fueron liberados por magistrados garantistas. En el estudio también se confirma la opinión y presunción generalizada acerca de que la falta de seguridad es el principal problema que tienen los vecinos y sobre los que demandan soluciones que muchas veces no llegan. Según el trabajo, el 30,3 por ciento de los consultados respondieron afirmativamente que es la inseguridad el tema que le genera mayor preocupación.

Muy lejos, con el 12,8% de las opiniones, se ubica el drama de las drogas y el narcotráfico, que casi siempre está presente o asociado a los casos delictivos más violentos y sangrientos que se registran a diario no sólo en la Provincia, sino también en todo el país. Detrás están la pobreza, la inflación, la falta de trabajo o la corrupción.

Sin embargo, el dato novedoso del estudio es el que establece que el 47,7 por ciento de los ciudadanos considera que la Justicia es "la principal responsable de la inseguridad" en la Provincia de Buenos Aires, por delante del gobierno bonaerense, que es señalado por el 30,5% de los consultados, y muy lejos de la Policía, que sólo es señalada por el 13,8 por ciento.

Así lo establece el resultado del informe final sobre contexto sociopólitico que fue elaborado y presentado en mayo por la encuestadora Aresco Instant Research, sobre 1670 casos y con un margen de error estadístico de +/-2,45 por ciento.

La difusión de esos resultados coincide con casos que son moneda corriente en la realidad cotidiana del área metropolitana, como el ocurrido esta semana con el asesino condenado de un policía de la Federal, que fue beneficiado por un juez con salidas laborales y que volvió a atacar de la misma manera que cuando atacó y mató. Matías Millorini había, literalmente, fusilado al custodio de Carlos Ruckauf, el oficial Adrián Falduto en 2002, en 2007 fue condenado y en 2010, por el juez Sergio Delgado, había salido a la calle: y volvió a atacar.

Jueces como Nicolás Schiavo, Rafael Sal Lari o Gerardo Palacios Córdoba son sólo algunos de los nombres que llenaron de bronca a los vecinos de la Provincia, por varias intervenciones en las que parecieron privilegiar los derechos de los delincuentes en vez de las víctimas de los delitos. Esa conducta, reprochada hasta por varios de sus pares y por integrantes de la Legislatura, terminó derivando en resultados como los que ahora difunde la encuestadora del reconocido especialista en opinión pública Julio Aurelio.

fuente: infobae.com